Implicación con el sector privado: Suiza refuerza el impacto de la cooperación internacional

Alcanzar los ambiciosos objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030 constituye un reto para todos los sectores de la sociedad en todos los países, incluido el sector privado. En los países pobres y emergentes, las empresas y los organismos privados desempeñan un papel decisivo en el desarrollo económico, social y ecológico. La labor de la COSUDE para lograr sus objetivos de desarrollo es más eficaz cuando establece cooperaciones con empresas privadas dedicadas a la ejecución de dichos objetivos.

La cooperación al desarrollo estatal por sí sola no es suficiente para estimular el crecimiento sostenible en países en desarrollo y reducir la pobreza. La economía privada (junto a la sociedad civil, cuyo papel es también de primordial importancia) representa un factor determinante. En los países más pobres, es también el sector privado quien genera nueve de cada diez puestos de trabajo. Las empresas privadas son conscientes de que un contexto nacional e internacional estable es condición sine qua non para alcanzar sus objetivos corporativos. Aun cuando dichos objetivos se diferencian de aquellos que persiguen entidades públicas como la COSUDE, existe un gran acuerdo en los intereses comunes: buena gobernanza, Estado de derecho, paz y seguridad, mano de obra saludable y cualificada, infraestructura adecuada, agua potable, etc. Esta comunidad de intereses sienta las bases para una cooperación en el ámbito de proyectos entre la COSUDE y empresas privadas suizas.

Las empresas aportan su pericia específica

La COSUDE coopera con empresas privadas en el ámbito de unos 60 proyectos (estado a finales de 2019). Sus contrapartes son sobre todo grandes y medianas empresas suizas que poseen conocimientos específicos pertinentes para la consecución de los objetivos de desarrollo concretos de cada proyecto (seguridad alimentaria, reducción del consumo de agua en la agricultura o reducción de las emisiones de CO2 en la fabricación de cemento).

Un ejemplo del sector de los seguros pone de relieve este hecho: el cambio climático conlleva con mayor frecuencia la pérdida inesperada de cosechas debido a sequías o catástrofes naturales. La COSUDE brinda apoyo a los pequeños agricultores pobres a resistir mejor estos imprevistos. Las compañías de seguros, a su vez, tienen interés por aplicar de manera provechosa sus conocimientos especializados en materia de reducción y cobertura de daños. Gracias a estos denominadores comunes con las aseguradoras, la COSUDE ha podido contribuir en reiteradas oportunidades a hallar soluciones eficaces en el área de los seguros contra la pérdida de cosechas, de las que se benefician en primer lugar los pequeños agricultores en los países contrapartes, pero que resultan ventajosas también para todas las partes interesadas. Este modelo de cooperación existe asimismo en el campo de la salud, por ejemplo, del desarrollo de medicamentos contra enfermedades tropicales.

La COSUDE conoce el contexto imperante sobre el terreno

Alcanzar los objetivos globales de desarrollo sostenible requiere, en todos los casos, movilizar recursos, poder de innovación y redes del sector privado. En este tipo de cooperación, para la COSUDE los aspectos financieros tienen –si acaso– carácter secundario. El valor añadido de la COSUDE radica más bien en sus conocimientos de las condiciones reinantes sobre el terreno, de la capacidad de abrir puertas y generar –gracias a su buen nombre– confianza entre las contrapartes del proyecto.

Fortalecimiento del sector privado local

Además de la cooperación con empresas suizas en el marco de proyectos, las recientes tendencias ponen asimismo de relieve un enfoque centrado en nuevas posibilidades de alcanzar los objetivos de desarrollo directamente a través de la financiación de empresas locales. Son predominantes soluciones tales como créditos, participaciones y garantías. Este enfoque posee diferentes ventajas: permite un desarrollo basado de forma directa en la dinámica de la propia empresa privada, aumentando así la solidez del sector privado local. Al mismo tiempo, en caso de resultados positivos, los mismos fondos públicos empleados se pueden reutilizar varias veces.

Ya se cuenta con los primeros resultados alcanzados con estos instrumentos de financiación, nuevos para la COSUDE. En resumen, se trata de instrumentos que poseen, por un lado, un alto potencial de desarrollo pero a los que, por otro lado, debe recurrirse con discernimiento. Esto es así porque están condicionados por el entorno y conllevan a menudo grandes riesgos. Por ello, a fin de desarrollar estas actividades, la COSUDE ha declarado una moratoria para nuevos proyectos hasta que se aclare cuáles son las competencias internas y externas necesarias para la aplicación de dichos instrumentos. La cooperación de proyecto tradicional, descrita más arriba, no se ve afectada por esta medida.