Defienden los derechos humanos en sus países

Artículo, 09.12.2016

El respeto de los derechos humanos figura entre las prioridades máximas de la COSUDE. De ello depende el desarrollo de los más desfavorecidos. La COSUDE contribuye en media docena de países a reforzar las instituciones nacionales creadas para proteger a los ciudadanos contra la violación de sus derechos fundamentales. Tres defensores de los derechos humanos dan su testimonio.

Miembros del ejército afgano, en uniforme militar, escuchan las explicaciones de un defensor de los derechos humanos.
Sensibilizar al personal del ejército y de la policía sobre el respeto de los derechos humanos es una de las muchas labores desempeñadas por las instituciones nacionales de los derechos humanos en el mundo. © AIHRC

Los derechos humanos fundamentales cubren un espectro muy amplio: condiciones de vida dignas, acceso a los servicios básicos (salud, educación, higiene, justicia), inexistencia de trato inhumano o degradante, derecho a participar en la vida pública y a expresarse libremente. La COSUDE lo consigue mediante los proyectos que financia en todo el mundo, ya se trate de facilitar a todos el acceso a módulos de educación básica o de integrar a los más desfavorecidos en las tomas de decisión a nivel de una aldea. 

La COSUDE promueve asimismo los derechos fundamentales de los ciudadanos apoyando procesos de reforma legislativa y trabajando por la transparencia de las autoridades públicas. El fortalecimiento de los medios de comunicación y de la sociedad civil van en esa dirección. En fin, en media docena de países, la COSUDE asiste directamente a las instituciones nacionales encargadas de defender los derechos humanos. 

De Afganistán a Qatar

En Afganistán, Pakistán, Bangladés, Bolivia, Territorio palestino ocupado e incluso Qatar, las instancias apoyadas por la COSUDE pueden adoptar distintas formas: comisiones, defensor del pueblo o institutos de investigación. Cada contexto nacional tiene sus particularidades, pero los objetivos fundamentales de las instituciones nacionales encargadas de los derechos humanos son idénticos en todos los países.

  • Dichas instituciones defienden a todo ciudadano víctima de violaciones de sus derechos fundamentales y luchan para que los autores de dichas violaciones rindan cuenta de sus actos.

  • Observan la situación de los derechos humanos, recogen toda información útil sobre el terreno e informan a las autoridades y al público sobre las discriminaciones debidamente probadas.

  • Ayudan a las instancias gubernamentales a adaptar las leyes nacionales a las normas internacionales en materia de derechos humanos.

  • Informan a los ciudadanos sobre sus derechos y cómo defenderlos. 

La COSUDE destina en promedio 2,3 millones de CHF al año al fortalecimiento de las instituciones nacionales que apoya. Este monto cubre las contribuciones financieras concedidas a las instituciones y, en ciertos casos, la financiación de expertos técnicos puestos a su disposición. 

A ello se añade el diálogo político que entablan las oficinas de cooperación o las embajadas de Suiza en los países concernidos a fin de sentar la legitimidad y la independencia de las instancias en cuestión. En fin, Suiza trabaja para que las normas y estándares internacionales en materia de derechos humanos se hagan realidad. Es a ese precio que cientos de valientes defensores de los derechos humanos pueden cumplir cotidianamente su misión.

Mohna Ansari, 40 años, Nepal

Mohna Ansari ©International IDEA

La Comisión nacional de los derechos humanos de Nepal emplea a unas 210 personas que están comprometidas en la defensa de los intereses de los ciudadanos más desfavorecidos en el ámbito de la salud, la educación y la nutrición. En 2014, Mohna Ansari se convirtió en una de las comisarias de la institución.

¿Cuál es el asunto que principalmente le ocupa en este momento?

Además de visitar los centros de detención, para nosotros es una prioridad el bienestar socioeconómico de los ciudadanos marginados. En los últimos meses, he visitado varias regiones para encontrarme con los habitantes afectados por el terremoto que han perdido sus hogares y la fuente de ingresos en el desastre.

Alaa Nazzal, 42 años, Territorio palestino ocupado

Alaa Nazzal © ICHR

La COSUDE cofinancia la Comisión nacional independiente de los derechos humanos de la Autoridad palestina con una contribución anual de 400 000 CHF. La institución investiga principalmente las violaciones de los derechos humanos de los ciudadanos cometidas por funcionarios palestinos. Alaa Nazzal es director de la Oficina norte de Cisjordania.

¿Cuál es el asunto que principalmente le ocupa en este momento?

Estamos trabajando en una misión de investigación a fin de determinar las circunstancias en que murieron dos miembros de las fuerzas de seguridad y tres civiles en dos acontecimientos relacionados en Nablus el mes de agosto pasado. Se recabaron los testimonios necesarios de civiles y de las autoridades de seguridad, así como los informes forenses.

Ali Jawed Rahman, 34 años, Afganistán

Ali Jawed Rahman © AIHRC

La Comisión independiente de los derechos humanos de Afganistán (AIHRC) tiene un mandato constitucional de monitorear, proteger y promover los derechos humanos en el país. La COSUDE ha venido apoyando la comisión desde su creación en 2002 tras el derrocamiento del régimen talibán y la elección del expresidente Hamid Karzai. En 2015, la AIHRC logró un estatus de acreditación "A" que respalda la relevancia e independencia de sus actividades. Alí Jawed Rahman es coordinador nacional de programa de la unidad de educación en derechos humanos de la AIHRC.

¿Cuál es el asunto que principalmente le ocupa en este momento?

Hay muchos asuntos de los que hay que ocuparse. Yo monitoreo, entre otras cosas, la producción de nuevos textos escolares bajo la autoridad del Ministerio de educación a fin de que su contenido sea acorde con las normas internacionales en materia de derechos humanos.