Ayuda a la transición democrática, desarrollo económico y gestión de los flujos migratorios: principales ejes de la cooperación suiza en Túnez

Artículo, 24.11.2015

La COSUDE participa en el programa suizo para África del Norte 2011-2016 que se lleva a cabo en Egipto, Túnez, Marruecos y Libia desde las revoluciones de 2011. La COSUDE se esfuerza, entre otras cosas, por mejorar las perspectivas de futuro de los jóvenes en su propio país.

El responsable de la panadería presenta panes saliendo del horno.
Creada gracias a un microcrédito, la panadería “Essanefa” comenzó sus actividades en junio de 2013 en la ciudad de Kasserine y permitió a tres personas encontrar trabajo allí. © COSUDE

En Túnez, la COSUDE trabaja activamente en tres ámbitos de intervención definidos por el programa suizo para África del Norte 2011-2016 –la transición democrática, el desarrollo económico y la migración– junto con la División Seguridad Humana del DFAE, la Secretaría de Estado para Asuntos Económicos (SECO) y la Secretaría de Estado de Migración (SEM). En este sentido, apoya el proceso democrático en curso y ofrece perspectivas de empleo a la población.

Desde la revolución de 2011, Suiza ha reforzado considerablemente su compromiso en Túnez. Para finales de 2018 habrá destinado 126 millones CHF a diversos proyectos en el país. Los diversos actores de la cooperación suiza trabajan estrechamente con numerosas organizaciones de la sociedad civil y del sector privado, sin olvidar a las autoridades del país.

Apoyo a la transición democrática y al respeto de los derechos humanos

La reciente atribución del Premio Nobel de la Paz a cuatro organizaciones de la sociedad civil tunecina no es una casualidad. En Túnez, el mundo asociativo desempeña un papel muy activo a pesar de los actos de violencia que han sacudido el país. La COSUDE ha contribuido a esta vitalidad prestando apoyo, desde 2011, a numerosas organizaciones ciudadanas con el objetivo de fortalecer sus capacidades y financiando proyectos puntuales. Los proyectos apoyados deben favorecer la igualdad entre los hombres y las mujeres y estar dirigidos a las regiones más desfavorecidas del país.

La COSUDE también ha prestado apoyo financiero a los procesos electorales en el país –contribuyendo, en particular, a la celebración de elecciones creíbles y transparentes en 2014– y ha impulsado la profesionalización de varias emisoras regionales de la radio nacional tunecina para convertirlas en medios de comunicación libres y de calidad.

Proyecto: Las radios regionales, como fermento democrático (en)

Artículo: “El sector de los medios de comunicación también intenta hacer su revolución”

Desarrollo económico, creación de empleo y formación profesional

El desempleo juvenil sigue siendo un problema importante para Túnez. Pone en peligro la cohesión social y el proceso de transición democrática. Ciertos sectores de la economía no ofrecen suficientes puestos de trabajo y los jóvenes diplomados a menudo no tienen las cualificaciones requeridas por el mundo laboral. La COSUDE intenta responder a este problema mediante un proyecto destinado a fortalecer la formación profesional en Túnez y ofrecer prácticas a jóvenes universitarios en “empresas simuladas”.

Un programa paralelo ha permitido crear más de 10.000 puestos de trabajo para los jóvenes en cuatro provincias desfavorecidas de Túnez, facilitando la obtención de microcréditos a los emprendedores de proyectos prometedores. Cabe señalar que en 2015 el Parlamento tunecino decidió aportar 30 millones CHF a un fondo de fomento del espíritu empresarial de los jóvenes financiado por Suiza, mostrando su confianza en el esfuerzo suizo de cooperación.

La SECO, por su parte, brinda apoyo concreto a diversos sectores de producción y exportación (productos regionales y textiles) y a varias pymes del país.

Proyecto: Formación profesional en Túnez – Objetivo Empleo

Proyecto: Más de 10.000 empleos creados en la Tunicia posrevolucionaria

Gestión de los flujos migratorios

La migración en Túnez tiene dos rostros. En primer lugar, el de los miles de tunecinos que a raíz de la revolución de 2011 han intentado llegar a Europa, un fenómeno que, actualmente, ha disminuido mucho. Al esfuerzo de creación de empleos apoyado por la COSUDE y la SECO, se ha sumado un proyecto de ayuda al regreso voluntario y la reintegración de los migrantes tunecinos, financiado por la SEM, que ha permitido crear más de 900 puestos de trabajo en el país. Asimismo, la COSUDE organiza, en colaboración con miembros de la diáspora tunecina instalados en Suiza, misiones de corta duración en su país de origen para transferir competencias y emprender proyectos de desarrollo.

En segundo lugar, tiene el rostro de los refugiados y migrantes de origen subsahariano que llegan continuamente a Túnez con la esperanza, ellos también, de cruzar a Europa. La COSUDE apoya a la Media Luna tunecina así como al ACNUR, entre otras organizaciones, en el acompañamiento de estas personas. Más de 350 migrantes bloqueados en Túnez han podido regresar a sus países de origen. A lo largo de la costa, en 2015, la COSUDE ha contribuido a prestar asistencia humanitaria a 1026 migrantes rescatados en el mar cuando navegaban rumbo a Italia, proporcionándoles alojamiento, comida y atención sanitaria, en caso de necesidad.