Naturaleza – datos y cifras

Suiza posee desde la Planicie hasta las cimas de los Alpes una gran variedad de paisajes y hábitats. De los macizos alpinos a las zonas pantanosas pasando por los bosques del Jurá, el país se caracteriza por la riqueza de sus ecosistemas naturales y su proximidad a los centros urbanos. A pesar de la escasa extensión de su territorio, Suiza posee doce sitios inscritos en el patrimonio mundial de la Unesco. 

Infografía sobre Suiza. 19 parques nacionales. Los bosques cubren un tercio de la superficie nacional del país. El glaciar Aletsch está inscrito en la lista del patrimonio mundial de la Unesco.
Infografía sobre Suiza. 19 parques nacionales. Los bosques cubren un tercio de la superficie nacional del país. El glaciar Aletsch está inscrito en la lista del patrimonio mundial de la Unesco.

Debido a la diversidad de sus paisajes y a los contrastes climáticos, Suiza cuenta con un elevado número de entornos naturales. El país alberga más de un centenar de especies que solo existen aquí y que en su mayoría habitan en los Alpes.

Agua potable directamente del arroyo

Suiza conserva el seis por ciento de las reservas europeas de agua dulce. Por eso es considerada el depósito acuífero de Europa. El sistema hídrico se alimenta del excedente de precipitaciones, de las aguas de manantial y de las reservas hidrológicas retenidas en las capas de nieve y en los glaciares. Las aguas freáticas suministran el 80% de los recursos de agua potable e industrial; de modo que el 40% del agua potable no necesita ningún tratamiento antes de ser distribuida a los consumidores. Los hogares consumen un promedio de 162 litros de agua por persona y día. A pesar del crecimiento demográfico, el consumo total (incluidos la industria, la artesanía y la agricultura) ha disminuido un 30% desde principios de los años ochenta. La fuerza hidráulica es la fuente de energía renovable más importante del país. A día de hoy, el 56% de la electricidad producida proviene de la fuerza hidroeléctrica. Dos tercios de esta producción tienen lugar en los cantones alpinos (Uri, Grisones, Tesino y Valais).

Aire puro gracias a una legislación adecuada

El aire en Suiza destaca por su alta calidad. La nación alpina ocupa la 13ª posición en la clasificación mundial de los países menos contaminados, según la OMS. La calidad del aire en Suiza varía en función del lugar, de la temporada y la altitud. Las zonas urbanas de la Planicie central se ven más afectadas por la contaminación que los Alpes y el Jurá. La calidad del aire en Suiza se está mejorando constantemente desde mediados de los años ochenta. Esta evolución se debe a la política llevada a cabo por la Confederación, los cantones y los municipios en materia de protección del aire. Se fundamenta en gran medida en el Reglamento sobre la protección del aire que entró en vigor en 1986. Esta ordenanza se sustenta en la Ley federal sobre la protección del medio ambiente y establece un catálogo de medidas (tráfico, agricultura, industria) para reducir las emisiones contaminantes. La calidad del aire se supervisa y analiza permanentemente gracias a las 16 estaciones de medición de la Red Nacional de Observación de los Contaminantes Atmosféricos.

El bosque, un hábitat renovable

Los bosques cubren cerca del 31% del territorio nacional. En el transcurso del siglo XX, el total de áreas boscosas ha aumentado de manera constante. La protección del bosque, amparada por la legislación federal desde 1876, impide la deforestación. La Confederación y los cantones se ocupan de la gestión, salvaguardia y protección de las zonas forestales. Además de su función económica como fuente de energía y proveedor de materiales de construcción, los bosques juegan un rol importante en la protección contra las avalanchas, las crecidas y los desprendimientos de rocas, así como en la estabilización del suelo y de los terrenos escarpados y en la preservación de la biodiversidad. Los bosques suizos cobijan a más de 30.000 especies animales, vegetales y fúngicas. Píceas, hayas, abetos blancos, arces y robles son las especies arbóreas más comunes.

Algunas cifras sobre la naturaleza suiza:

  • El Inventario federal de paisajes, parajes y monumentos naturales (IFP) incluye 162 sitios que cubren el 19% del territorio nacional.
  • Las zonas protegidas de importancia nacional cubren el 23% del territorio nacional.
  • La superficie total de biotopos de importancia nacional abarca cerca del 2% del territorio suizo. Aquí viven 1.060 especies.
  • En Suiza existen 50 variedades de árboles.
  • Los bosques privados ocupan alrededor del 30% de la superficie forestal; el resto se encuentra en manos públicas.
  • Suiza cuenta con una red de senderos de 65.000 km, distancia que equivale a 1,5 veces la circunferencia terrestre.
  • Los ciclistas y ciclistas de montaña disponen en Suiza de 20.000 km de rutas señalizadas.
  • La altitud media del territorio suizo se eleva a 1.307 msnm. Suiza es con 48 cumbres el país europeo con mayor número de picos que superan los 4.000 metros de altitud.